TopProfes

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Selecciona los temas sobre los que quieres saber más

El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita elogia los acuerdos de Ibrahim y pone al estado palestino en primer lugar

la Abraham las cuerdas El impulso ha sido beneficioso para el Medio Oriente, pero su impulso debería usarse para ayudar a los palestinos a establecer un estado, dijo el martes el ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, el príncipe Faisal bin Farhan Al Saud, en una conferencia virtual del Foro de Seguridad de Aspen.

Dijo: “Creemos, en general, que los acuerdos de Abraham funcionaron positivamente para estimular la participación en la región, y desde este punto de vista, la decisión de esos países se puede ver de manera positiva”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita agregó que la mejor manera de construir sobre la normalización de las relaciones entre Israel y los países árabes en el último año es “encontrar una manera de resolver el problema de los palestinos y encontrar un camino hacia un estado palestino, porque eso entregará completo normalización a Israel en la región.

La especulación pública fue alta en los últimos meses de la administración Trump de que Arabia Saudita se convertiría en el quinto país en normalizar las relaciones con Israel bajo la rúbrica de los Acuerdos de Abraham, pero estas expectativas no se hicieron realidad.

Los Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Marruecos y Sudán normalizaron las relaciones con Israel el año pasado como parte de los Acuerdos de Abraham negociados por el ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

READ  En la víspera de Año Nuevo, la población judía del mundo alcanzó los 15,2 millones.

Desde que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, asumió el cargo en enero de 2021, no se han alcanzado acuerdos adicionales.

Hablando en el foro de seguridad el martes, Faisal dijo que la paz es una “opción estratégica para los árabes” que debería utilizarse para alcanzar una solución integral para los palestinos.

En respuesta a una pregunta sobre si esto es una condición previa para la normalización saudí-israelí, a la luz de las divisiones entre las facciones palestinas que hacen que la paz entre israelíes y palestinos sea poco probable en el corto plazo, Faisal no abordó la primera parte de la pregunta.

Más bien, dijo, la Organización de Liberación de Palestina y la Autoridad Palestina son los representantes legales de los palestinos.

Afirmó que “esta participación es la principal para avanzar hacia una solución pacífica”. “Creo que sin resolver el conflicto palestino-israelí de una manera sostenible y a largo plazo, no tendremos seguridad real y sostenible en la región. Necesitamos hacer todo lo posible para que esto suceda”.

Refiriéndose al nuevo gobierno de Israel, Faisal dijo: “Tal vez pueda hacer algún progreso. Esperemos y veremos”.

En el Ministerio de Relaciones Exteriores en Jerusalén, Haim Regev habló sobre los Acuerdos de Abraham y las relaciones de Israel con sus vecinos árabes mientras completaba su mandato de cinco años como Director General Adjunto para Asuntos de Oriente Medio y el Proceso de Paz. Pronto asumirá el cargo de embajador de la Unión Europea.

Su reemplazo aún no ha sido anunciado.

Regev ha sido sincero en su evaluación de que el conflicto palestino-israelí es un desafío en lo que respecta a las relaciones árabe-israelíes en la región.

READ  Jared Kushner deja la política y lanza una empresa de inversión | Jared Kushner

Regev dijo que Jerusalén, especialmente los temas relacionados con el Monte del Templo, es un tema particularmente delicado.

Pero insistió en que, en última instancia, las relaciones de Israel con los países árabes pueden continuar incluso sin resolver el conflicto palestino-israelí.

Regev dijo que Israel es una potencia militar, económica y tecnológica, especialmente en su batalla contra elementos extremistas en la región. Incluido Irán, ayudó a influir en los países árabes para establecer una relación.

“Al final del día, estamos aquí y trabajamos constantemente para detener el extremismo”, dijo.

Los países árabes están “mirando de izquierda a derecha” y quieren saber quién puede ayudar a proteger la región. La respuesta, dijo Regev, es Israel. Esto le da a Israel mucha influencia, agregó.

La ventaja que brindan las relaciones con Israel a los países árabes supera la importancia de resolver el conflicto palestino-israelí.

Afirmó el éxito de los acuerdos de Ibrahim y señaló que el canciller Yair Lapid tiene la intención de visitar Marruecos la próxima semana.

“Hubo un impulso”, dijo Regev.

Hay que recordar que ha habido cambios de liderazgo, tanto en Washington como en Jerusalén, por no hablar de una guerra entre Israel y Hamas en Gaza, dijo.

Luego están los propios estados árabes, que tienen que sopesar la normalización oficial de las relaciones con Israel frente a consideraciones internas y regionales, dijo.

Cuando se trata de relaciones informales, dijo Regev, Israel tiene relaciones con casi todos los países de la Liga Árabe, excepto Yemen, Líbano, Siria y Argelia. En particular, señaló que tiene relaciones no oficiales con Irak.

Además, tiene relaciones oficiales con seis países de la Liga Árabe, dijo, contando los cuatro países del Acuerdo de Abraham y los dos acuerdos de paz anteriores que Israel tenía con Egipto y Jordania.

READ  Francia dice que la UE adoptará un régimen de sanciones contra los líderes del Líbano قادة

Para subrayar la importancia de estas relaciones informales, describió cómo Israel construyó su relación con los Emiratos Árabes Unidos debajo de la mesa.

Regev dijo que esta infraestructura relacional fue una de las razones que llevaron al establecimiento de relaciones de normalización tan rápidamente con los Emiratos Árabes Unidos. Cuando se logró la normalización, no hubo necesidad de comenzar desde cero, porque ya se había construido una base estable.

Regev dijo que Israel también aprendió de la fría paz que tenía con Egipto y Jordania, y se centró fuertemente en construir una relación de “pueblo a pueblo” con los países del Acuerdo de Abraham.