TopProfes

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Selecciona los temas sobre los que quieres saber más

El Instituto de Tecnología de Massachusetts ha desarrollado un dedo robótico que puede detectar objetos enterrados

El Instituto de Tecnología de Massachusetts ha desarrollado un dedo robótico que puede detectar objetos enterrados

Investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts han desarrollado un nuevo dedo robótico delgado diseñado para detectar objetos enterrados. Esta tecnología utiliza sensores táctiles para identificar objetos subterráneos, y los investigadores creen que algún día podría ayudar a desarmar minas terrestres e inspeccionar cables enterrados. Los investigadores dicen que identificar elementos enterrados en un material granular como la arena es extremadamente difícil.

Especificar Objetos en Los materiales granulares con un robot requieren dedos lo suficientemente delgados para penetrar en la arena, lo suficientemente móviles para moverse fuera del material que está buscando y lo suficientemente sensibles para sentir la forma detallada del objeto enterrado. El dedo robótico de punta afilada desarrollado por MIT está equipado con un sensor táctil que le permite identificar objetos enterrados, y se llama Digger Finger.

En la prueba, el Digger Finger puede perforar materiales granulares como arena o arroz y detectar correctamente los objetos enterrados dentro del material. Tratar de identificar objetos enterrados dentro de un material granular como arena, grava y otros tipos de partículas incoherentes no es un desafío nuevo. Los investigadores han utilizado tecnología como el radar de penetración terrestre o el ultrasonido para detectar objetos enterrados bajo materiales granulares en el pasado.

Estas tecnologías proporcionan una vista borrosa de los objetos sumergidos, lo que dificulta la distinción entre materiales, como la diferencia entre rocas y huesos. El equipo tuvo que diseñar el dedo del robot para que fuera delgado y afilado. En un trabajo anterior, el equipo utilizó un sensor hecho de un gel transparente cubierto con una película reflectante que se puede deformar cuando se presionan cosas contra él llamado GelSight. Detrás de la membrana había diferentes colores de luces LED y una cámara.

READ  Mid-South recibe millones para abordar las disparidades de salud de COVID-19

La luz brilla a través del gel y sobre la membrana a medida que la cámara recoge el patrón de reflexión de la membrana. Los algoritmos de visión por computadora se extraen luego por la forma del área de contacto donde el dedo suave toca el objeto. El dispositivo era muy bueno para el tacto artificial, pero era bastante voluminoso. El sensor GelSight ha sido modificado en la investigación más reciente en la que se ha transformado en un cilindro delgado con punta inclinada.

Luego, eliminaron dos tercios de los LED utilizando una mezcla de LED azules y recubrimientos fluorescentes de colores para ahorrar complejidad y espacio. El resultado fue un sensor Digger Finger capaz y de alto rendimiento. Actualmente, los investigadores están explorando nuevos movimientos para mejorar la capacidad de Digger Finger para navegar por varios medios.