TopProfes

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Selecciona los temas sobre los que quieres saber más

Muertes en hogares de ancianos españoles durante la primera ola de COVID-19

¿Financiación arriesgada? Muertes en hogares de ancianos españoles durante la primera ola de COVID-19

La epidemia de COVID-19 ha tenido un impacto desproporcionado en los europeos mayores que viven en hogares de ancianos. Esta columna coincide con una ‘hipótesis de financiación de riesgo’ que establece que la variación regional de las muertes en residencias de ancianos durante las primeras oleadas de la epidemia en España está relacionada con indicadores de financiación como la baja dotación de personal, las grandes residencias de ancianos y las tasas de ocupación. Contribuyeron las fallas de salud y de mantenimiento y coordinación a largo plazo entre los gobiernos central y regional.

Las personas mayores son más susceptibles al COVID-19. Por ejemplo, en España, el 87% de las muertes por COVID-19 ocurren en personas de 70 años o más.1 Una parte significativa de las muertes por COVID-19 ocurrió en hogares de ancianos. En España, el 13% de los residentes en hogares de ancianos fallecieron por COVID-19 en la primera ola de infección. Este número se eleva al 22% de los residentes de hogares de ancianos mayores de 80 años (Costa-Font et al. 2021).

No todos los países están igualmente preparados para enfrentar las consecuencias para la salud de las primeras oleadas de la epidemia de COVID-19. Antes del brote, la inscripción en el hospital era más lenta entre los residentes de hogares de ancianos que entre sus iguales en la comunidad (Lee et al. 2003; Robbins et al. 2013). Además, las infecciones sociales en España no se asocian a las infecciones en hogares de ancianos (Costa-Font et al. 2021). ¿Qué puede explicar la alta tasa de muertes en hogares de ancianos?

READ  Porque el profesor de español de RHS desde hace mucho tiempo se jubila

Ahorro y financiación

Durante el período 2008-2013, España estuvo muy expuesta a recortes de austeridad, que recibieron una reducción significativa de fondos para cuidados de larga duración (Costa-Font et al. 2018) y pueden haber exacerbado sus efectos en los hogares de ancianos.

Los hogares de ancianos con menos fondos no tienen suficientes recursos humanos para realizar sus funciones de acuerdo con el estándar esperado. Las reducciones en la contratación de empleados permanentes son una reacción común a la financiación. La menor financiación también condujo a hogares de ancianos más grandes, que encontraron un desafío para las instalaciones de alta gama para encontrar habitaciones dentro de la distancia de la comunidad.

Una forma de probar la hipótesis de bajo financiamiento con los datos limitados disponibles es explorar la relación entre las actividades indirectas de la falta de financiamiento de los asilos de ancianos, es decir, personal bajo (proporción de personal a ubicaciones) y muertes en hogares de ancianos (asociadas con una alta mortalidad). Otros sustitutos incluyen el tamaño promedio de los hogares de ancianos (los hogares de ancianos grandes no garantizan el acceso a equipos de seguridad) y las tasas de ocupación de los hogares de ancianos (la ocupación juega un papel en el control de la disponibilidad de habitaciones libres para el autoaislamiento). La Figura 1 muestra alguna evidencia de variación regional en la mortalidad por COVID-19 en función del exceso de mortalidad y las tasas de ocupación en hogares de ancianos.

Costa-Font y col. ) De igual forma, se reduce el número de muertes por exceso de personal por plaza en un asilo de ancianos. Sin embargo, estas estimaciones provienen de un número limitado de observaciones e informan una asociación corregida, que no puede explicarse como causal.

READ  ¿Final en inglés completo? Tortilla española y salchichón más que cerdo y huevos

Figura 1 Tasa promedio por región (número de usuarios / número de camas) y muertes en hogares de ancianos por COVID-19

Nota: Datos de usuario (IMSERSO): Datos de Aragón, Canarias y Extremadura, 2016. Datos de Galicia, 2017. Áreas restantes 2018.
Fuente: RTVE e IMSERSO

Fallos de integración

Las otras explicaciones discutidas en la columna anterior de Vox (Costa-Font et al.2017) se refieren a la combinación de inversión limitada y salud y cuidados a largo plazo, lo que lleva al conocido problema del ‘reposo en cama’, que se considera debido al papel significativo del uso excesivo de la atención hospitalaria. Los servicios de salud y cuidados de larga duración en España han estado tradicionalmente sujetos a una variedad de “fallas de integración” entre los servicios de salud y de atención comunitaria y los distintos niveles de gobierno. En promedio, la mayoría de las regiones pueden tardar entre 26 y 31 días en informar un caso de fallas de integración.

Los programas de integración para la salud y la seguridad social se limitan a unas pocas áreas. Solo ocho de las 17 regiones de España habían desarrollado programas de coordinación de la salud y la seguridad social durante las epidemias. El gobierno español exacerbó los fallos de coordinación tras centralizar al personal sanitario y la seguridad social no se integró en manos de las autoridades regionales. Por último, en algunas regiones, los principales hospitales negaron atención médica de emergencia a los pacientes de edad avanzada, y las directrices médicas declararon abiertamente que no se debería permitir a los pacientes de edad avanzada que vivieran en hogares de ancianos.

Consejos finales

La baja inversión en el mantenimiento de los asilos de ancianos, y especialmente en las áreas donde las tasas de personal para las ubicaciones de los asilos de ancianos son bajas, se asocia con una mayor mortalidad en los asilos de ancianos en comparación con una mayor mortalidad. Los fallos de integración empeoran las cosas. Al evaluar los planes de atención a largo plazo, es importante tener en cuenta las externalidades que provocan en otras áreas de la actividad económica, como la atención de la salud, especialmente durante una epidemia.

READ  Aumentar el acceso a la vacuna COVID-19 entre los latinos - NBC 5 Dallas-Fort Worth

Notas

Costa-Font, J (2018), “Subsidizing Long-Term Maintenance: Lessons from Grant Extensions and Cuts”, VoxEu, .org, 4 de octubre.

Costa-Font, J, EC Norton y L. Ceciliani (2017), “The Future of Long-Term Care: A General Policy Evaluation of Finance and the Organization”, Vox EURG, 12 de septiembre.

Costa-Font, J, Jiménez Martín y A. Viola (2021), “¿Financiamiento arriesgado? COVID-19 explica la muerte en los hogares de ancianos españoles ”, Revista de salud y envejecimiento (En la prensa).

Lee, DDF, Jay Woo y A. McKenzie (2003), “Review of Elderly Experiences with Residential Care Employment”, Revista de enfermería avanzada 37 (1): 9-27.

Robbins, I, A. Gordon, J. Dias, P. Logan y J. Gladman (2013), “Explicación de las barreras y tensiones en la prestación de atención médica eficaz en los hogares de acogida del Reino Unido: una revisión de calidad”, BMJ abierto 3 (7): e003178.

Notas finales

1 Fuente: Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica de España (https://eng.isciii.es/eng.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/Paginas/default.html, https://www.isciii.es/QueHacemos/Servicios/VigilanciaSaludPublicaRENAVE/EnfermedadesTransmisibles/MoMo/Paginas/MoMo.aspx Y https://momo.isciii.es/public/momo/dashboard/momo_dashboard.html#datos)