TopProfes

Encuentra toda la información nacional e internacional sobre españa. Selecciona los temas sobre los que quieres saber más

Marco García maneja la transmisión de radio en español de los Santos durante 22 años, reduciendo la brecha para la comunidad | Rod Walker

No está tan seguro de una patada Marco García.

Sí, él sabe que puede manejar la parte hablada de ser un locutor de radio.

Después de todo, él había estado haciendo esa parte desde que era un niño, cuando ató una cuerda a una lata para crear un micrófono para llamar a los partidos de fútbol que se jugaban en las playas de su propia Honduras.

Pero ahora, a 1.000 millas de su casa, le pidieron que jugara fútbol en lugar de fútbol. Y no fútbol, ​​sino la variedad de la NFL.

En lugar de hablar de fútbol en la playa, ahora se le pidió que se encargara de las tareas de radio de los New Orleans Saints para sus fanáticos de habla hispana.

Dudó cuando se le preguntó de nuevo en 1996.

“No sé nada de fútbol”, respondió García.

Pero Luis, uno de sus hijos, lo convenció de que lo hiciera.

Todavía recuerda el consejo de su hijo de 10 años en ese entonces.

“Papá, sé que puedes. Haz lo que haces con el fútbol”.

Así que lo hizo durante 22 años, cerrando la brecha entre los Saints y los miembros de habla hispana de Who Dot Nation.

Avance rápido 25 años, García se paró en el escenario en el material y lo vio hablando con un micrófono real en lugar del micrófono temporal que había creado cuando era niño. Esta vez, habló en el almuerzo de inducción al Salón de la Fama de los Saints como Joe Jemmelie, quien recibió el premio “Flor de Lis”. El premio reconoce a las personas que han hecho contribuciones significativas a los santos.

READ  Spanish Trail Farms: The Maze, el área de Hyride del evento de octubre | Local

Es poco probable que las contribuciones de García sean conocidas por los fanáticos de los Saints que han estado escuchando a Jim Henderson o Hockey Gajan o Deuce McAllister durante muchos años los domingos por la tarde. Pero para las personas de habla hispana, García demostró lo que necesitaban.

La mayoría de ellos eran como García cuando comenzó, poco sabía él sobre la versión estadounidense del fútbol.

Ahora, gracias a García, ya no existe.

“Puedo decir que este es un sueño hecho realidad porque puedo ver cómo ha crecido el fútbol en mi comunidad”, dijo García. “Ahora están interesados ​​en el minicampamento, el campo de entrenamiento, el draft, los agentes libres, la próxima temporada. A donde quiera que vaya me preguntan por los santos. Se visten de negro y dorado. Cuando lo veo, digo ‘guau’. Me gusta esto.” Porque después de tantos años, puedo ver los resultados “.

García dice que hizo unos 450 juegos. Su primer juego fue el del Salón de la Fama de 1996 entre los Saints y los Indianapolis Golds en Canton, Ohio. Por cierto, García siempre será el más preciado en el juego jugado por los mismos dos equipos: Super Bowl XLIV.

“Esto es algo que todos quieren y esperan cuando sigues a un equipo”, dijo García. “Quieres ganar el campeonato algún día. Así que fue un momento inolvidable para mí”.

En ese día histórico en Miami, García tuvo la oportunidad de presentar su invitación firma.

“¡Gooooool-toochdownnn Santos!”

Para los santos ese día fue un sueño hecho realidad.

Lo mismo puede decirse de García, quien llegó a Estados Unidos en busca de una vida mejor a los 24 años. Ahora tiene 72 años. Su carrera televisiva comenzó en Nueva Orleans cuando consiguió un trabajo estudiando resultados de fútbol latinoamericano. Convocó partidos de fútbol local en el Estadio Panamericano y dio un programa de entrevistas en la KGLA, que en ese momento era la única estación de radio en español en Nueva Orleans. Con el tiempo, se le ayudó a unirse a la prestigiosa lista de santos de los destinatarios de Flor-de-Lis.

READ  Las autoridades fiscales españolas advierten sobre las multas relacionadas con la nueva moneda digital

El hijo de García, Marco Carcis Jr., presentó a su padre en la ceremonia, y los ex santos Zahri Evans y Roman Harper también fueron incluidos en el Salón de la Fama.

Pero fue el hijo que no estuvo en la ceremonia quien hizo posible todo esto. Louis García convenció a su padre de que intentara el trabajo primero, Jan. Murió el 9 de 2010 29 días antes de ganar el Super Bowl de los Saints.

“No estaríamos aquí sin él”, dijo García Jr. “Él confió en mi papá y lo ayudó a aprender el juego. Iba a ser su ángel antes de convertirse en su ángel … Estamos orgullosos como familia. La comunidad latina y los puentes que construiste y el legado que dejaste. “

Por eso, un chico de Honduras que vino a los Estados Unidos para perseguir el sueño americano encontró otro sueño con su último honor.

“Cuando me lo dijeron por primera vez, dije: ‘¿Estoy teniendo un sueño?'”, Dijo García. “Pero se hizo realidad”.

Las compras realizadas a través de los enlaces de nuestro sitio pueden generarnos una co-comisión.